A partir del 9 de febrero, comenzarán a aplicarse en la cadena de fabricación, suministro y dispensación las verificaciones de los dispositivos de seguridad de los medicamentos de uso humano que los lleven.