Los productos homeopáticos que están actualmente comercializados se pueden vender en virtud de estar acogidos a la disposición transitoria sexta del Real Decreto 1345/2007, de 11 de octubre, por el que se regula el procedimiento de autorización, registro y condiciones de dispensación de los medicamentos de uso humano fabricados industrialmente.